Analizar una Carta natal nos permite obtener mucha información interesante, como por ejemplo, el porcentaje de energía femenina (YIN) y masculina (YANG).

Esto nos sirve para deducir la personalidad y el tipo de energía de una persona.

CARACTERÍSTICAS DE LA ENERGIA YIN:

– Tranquilidad
– Introspección
– Calma
– Baja tolerancia al estrés

Si hay exceso de energía Yin podemos notar tendencia a la pasividad y a la tristeza.

En astrología, los elementos relacionados con la energía Yin son la TIERRA y el AGUA, por lo tanto, una persona con mayoría de planetas en Tierra y Agua debería notar estas tendencias.

También  influye si la Carta natal tiene mucho aspecto azul que indica fluidez (trígonos y sextiles) y poco aspecto rojo que indica tensión (cuadraturas y oposiciones).

¿Cómo podemos aumentar la energía YIN?

– Practicando actividades de relajación, como meditación, yoga y mindfulness.

– Con una alimentación baja en sal y en especias,  favoreciendo una alimentación más vegetal que animal y consumiendo alimentos crudos.

CARACTERISTICAS DE LA ENERGIA YANG:

– Actividad, energía
– Extroversión
– Dificultad para relajarse
– Ansiedad

Si existe un exceso de energía Yang, puede haber tendencia a dominar o a ser agresivo.

En astrología, las energías asociadas a la energía Yang son el AIRE y el FUEGO.

Por lo tanto, una persona con más planetas en signos de Aire y de Fuego manifiesta estas características.

También, en Cartas con mucho aspecto rojo (tenso) y poco aspecto azul (fluido)

¿Cómo podemos aumentar la energía YANG?

– Practicando deportes de impacto: correr, saltar,bailar…

– Teniendo una alimentación rica en especias: pimienta, cayena jengibre, etc

– Consumiendo alimentos cocinados.

Espero que esta información te haya resultado interesante.

¿Te gustaría conocer en profundidad tu Carta Natal?

Si durante el 2020 la conjunción tristemente protagonista ha sido la de Saturno, Júpiter y Plutón en Capricornio, la conjunción más relevante y significativa del 2021 va a ser sin duda la de Júpiter y Saturno en el signo de Acuario.

Júpiter y Saturno son planetas medios (ni lentos ni rápidos), que conjuntan cada 20 años, y este año lo van a hacer el 21 de Diciembre en el signo de Acuario.

Hacía 200 años que no conjuntaban en un signo de Aire y por lo tanto esta conjunción representa un cambio energético importante.

Cada vez que Saturno y Júpiter conjuntan, producen importantes transformaciones sociales relacionadas con el signo en el que se da la conjunción.

La última vez que conjuntaron fue en 2000, en el signo de Tauro. Ello provocó el auge del movimiento ecologista y vegetariano (Tauro representa la madre Tierra), y también el aumento de las transacciones financieras por internet (Tauro también está asociado con la Casa 2 y por lo tanto con la economía), y la entrada del Euro un año después.

¿Qué implicaciones cabe esperar de esta la conjunción Júpiter Saturno en el signo de Acuario?

 

  1. Empieza formalmente la Era de Acuario:

Las Eras astrológicas duran 2160 años, y es por lo tanto complicado establecer una fecha exacta de inicio de las Eras.

Sin embargo, todo parece indicar que en el 2021 comienza un cambio importante orientado a la energía acuariana, y que irá poco a poco desarrollándose hasta verse con claridad cuando Plutón entre en el signo de Acuario, al inicio del 2024.

En el 2020, hemos tenido mucha energía en Capricornio y muchos planetas retrogradando.

En el 2021, en cambio, encontramos más energía en signos de Aire y menos meses de retrogradación de los planetas, es decir, pasamos de una energía densa, inmóvil y materialista, a una energía volátil y orientada al movimiento y al intercambio.

 

  1. Más poder a las redes sociales, a la comunicación, a los grupos y a las asociaciones:

Acuario es Casa XI, y tiene mucho que ver con los grupos y asociaciones, con unirse con otros para defender una finalidad común.

Cabe esperar, por lo tanto, en los años que siguen, mucho más peso de las redes sociales como creadoras de nuevas formas de pensar.

Al fin de al cabo, el Aire significa comunicación e intercambio de ideas.

 

  1. Creación de sistemas alternativos y creativos, distintos a los oficiales y convencionales:

Acuario también tiene mucho que ver son el movimiento hippy y con la creatividad. De hecho, Acuario representa el arcano del Loco en Tarot, es decir, el independiente, el rebelde, el que es capaz de crear su propio camino.

Es muy probable, por lo tanto, que haya un auge de esta tendencia, de creación de comunidades autosuficientes y sostenibles, eco aldeas o cooperativas, como formas alternativas a los sistemas oficiales de convivencia.

 

  1. Urgencia de cuidar el medio ambiente:

Otra de las consecuencias de la entrada a la Era de Acuario debería ser la toma de conciencia, de una vez por todas, de la importancia de cuidar y proteger nuestro planeta si no queremos tener que irnos a vivir a la Luna, y de no inventarnos excusas para no cumplir con nuestras obligaciones en este sentido, tanto a nivel de gobiernos como a nivel particular.

 

  1. Rechazo a la jerarquía de las estructuras de poder:

Acuario es una energía que solamente entiende el tú a tú, poco amiga del sistema jerárquico  propio de la energía capricorniana:  jefe/empleado, político/ciudadano, mando/súbdito.

Lo lógico sería que fuésemos evolucionando hacia maneras menos rígidas y jerarquizadas de funcionamiento de la sociedad, también en la familia, y en la educación, por simple hartazgo de la mayoría de la población, que va a considerar el sistema anterior caduco y disfuncional.

 

  1. Más respeto e interés por la relación materia/energía, por la espiritualidad:

Acuario también representa la clara conciencia de ser seres energéticos.

Hace 20 años, la sociedad estaba muy cerrada a considerar las energías y la espiritualidad, y parecía (lo sigue pareciendo todavía), que si eras una persona racional o formada no podías ser espiritual, como si tuviese que ver una cosa con la otra.

Con la conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario, cada vez más personas van a rendirse a la evidencia de que en realidad todo es energía y que ser espiritual no es más que darse cuenta de la unión existente entre todas esas energías.

La manera de vivir la espiritualidad y de entender la vida va a ir cambiando, y cada vez más personas integrarán en su cotidiano prácticas como la meditación, el yoga, la astrología, la medicina china, o los registros akáshicos.

 

  1. Menos consumismo y más aprendizaje:

Otra hermosa consecuencia de adentrarnos en la Era Acuario será la de dejar atrás la obsesión por acumular cosas materiales que ha caracterizado estos últimos 20 años.

Al Aire no le interesa acumular, sino entender.

Nos vamos a dar cuenta de que es absurdo e insostenible acumular tanta ropa, trastos, coches, etc.

La tendencia será más la de alquilar bienes en lugar de adquirirlos.

También, el volcarse hacia el estudio, la comprensión y el intercambio enriquecedor entre todos nosotros, es decir, acumular conocimientos en lugar de cosas.

Son pues cambios positivos los que nos trae la Era Acuario.

Lo que no hay que perder de vista es que estos cambios no serán ni mucho menos inmediatos.

Se irán implementando poco a poco y con la entrada de Plutón en Acuario en 2024 deberíamos de empezar a ver resultados de forma más clara.

¿Te gustaría conocer en profundidad tu Carta Natal?

ECLIPSES 2021: ¿CÓMO NOS INFLUYEN?

La palabra eclipse viene del griego y significa ”abandono” o “desaparición”.

Es la ocultación momentánea, (total o parcial) de un astro por la interposición de otro astro, vista desde nuestra perspectiva terrestre.

Para que exista un eclipse de Sol o de Luna, el Sol, la Tierra y la Luna deben estar alineados.

Los eclipses ocurren siempre en Luna Nueva o en Luna Llena.

Se dan dos temporadas de eclipses cada año, en los signos en donde se encuentren los Nodos de la Luna ese año.

Durante del 2021, el Nodo norte estará en Géminis y el Nodo sur en Sagitario, de modo que las temporadas de eclipses tendrán lugar alrededor de las fechas de los signos Géminis/Sagitario.

Para que percibas los efectos de un eclipse, el grado donde se produce el eclipse tiene que activar (especialmente por conjunción), algún punto o planeta significativo de tu Carta natal.

Si el Sol o la Luna “eclipsados” no afectan ningún sector o planeta de tu Carta, el efecto será mucho leve, o incluso imperceptible.

Por ello, es importante saber en qué grados y signo se da el eclipse para poder determinar qué sector o planeta de tu tema natal está activando.

ECLIPSES DE SOL:

En los eclipses de Sol, la Luna oscurece al Sol porque se coloca entre éste y la Tierra.

Este tipo de eclipses solamente suceden cuando hay Luna Nueva.

Los eclipses solares actúan como detonantes o catalizadores: anuncian cambios en nuestra vida.

Nos invitan a reflexionar sobre nosotros, sobre lo que queremos realmente, y por lo tanto, a tomar decisiones que nos permitan manifestarnos de forma distinta.

Sus efectos son más potentes y visibles que los eclipses de Luna.

Por otro lado, a nivel físico es habitual sentirse cansado/a y con cierto malestar interno durante unos días.

ECLIPSES DE LUNA:

En los eclipses de Luna, es la Tierra que se interpone entre el Sol y la Luna, oscureciendo a ésta.

Los eclipses de Luna solamente tienen lugar cuando hay Luna Llena.

Los eclipses lunares enfatizan nuestra parte más instintiva y emocional. Podemos sentirnos más sensibles, excitados, nerviosos, o padecer insomnio durante algunos días.

Como en los de Sol, hay que estudiar qué planetas activa la Luna “eclipsada” en tu mapa natal para obtener más información sobre sus posibles efectos.

¿CUÁNTO TIEMPO DURAN LOS EFECTOS DE UN ECLIPSE?

Lo más habitual es notarlos durante un par de semanas (hasta la siguiente Luna Nueva o Luna Llena), aunque sus efectos pueden extenderse durante varios meses.

 

CALENDARIO DE LOS ECLIPSES DEL 2021:

En este año tendremos cuatro eclipses, dos de Sol y dos de Luna:

26/05 – eclipse lunar – grado 5 del Sagitario

10/06 – eclipse solar – grado 20 de Géminis

19/11 – eclipse lunar – grado 27 de Tauro

4/12   – eclipse solar – grado 12 de Sagitario

Espero que este artículo te haya resultado interesante.

 

 

 

¿Te gustaría conocer en profundidad tu Carta Natal?

Todos los planetas retrogradan en algún momento (Sol y Luna no lo hacen, porque no son planetas, sino una estrella y un satélite, respectivamente).

A nivel técnico, la retrogradación tiene que ver con los distintos movimientos del eje terrestre en relación con la rotación de la Tierra.

Desde nuestra perspectiva terrestre, parecería que ese planeta va “hacia atrás”, aunque no sea así en realidad.

En la Carta, la retrogradación se representa con una “r” dibujada abajo a la derecha del planeta,

Cuando un planeta está retrógrado en nuestra Carta Natal, expresa su energía de forma distinta, subjetiva e introspectiva.

Desde el punto de vista de la astrología kármica, significa que en vidas pasadas hicimos un mal uso de la energía de ese planeta, y por ello en esta vida nos toca esforzamos más para aprender a manejar esa energía de forma constructiva.

En la práctica, los planetas que más impactan en nuestra personalidad cuando están retrógrados son los planetas personales, es decir: Mercurio, Venus y Marte.

El efecto de Jupiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón retrógrados es poco perceptible. Además, retrogradan de 4 a 6 meses por año, por lo que es bastante habitual tenerlos en esta posición.

Lo más habitual es tener de 1 a 3 planetas retrogradando en el momento de nacer.

Las personas que tienen 4, 5 o 6 planetas en esta posición, a menudo se sienten distintos, y hacen las cosas a su manera y a su ritmo, por caminos diferentes.

Vamos a explicar cómo podemos notar la retrogradación de los planetas personales en nuestra Carta natal:

Mercurio retrógrado:

  • Timidez en la primera parte de la vida
  • Dificultades en la comunicación, expresión, o habla
  • Problemas relacionados con hermanos
  • Capacidad introspectiva y reflexiva

Venus retrógrado:

  • Particular forma de relacionarse
  • Originalidad en los gustos y aficiones y en la expresión artística o creativa (hay muchos artistas con Venus retrógrado)
  • Dificultad para saber qué se quiere exactamente a nivel afectivo
  • Frustración afectiva, puede sentir que no obtienen lo que desearían en ese ámbito

Marte retrógrado:

  • Dificultad para expresar de forma adecuada todo lo que tiene que ver son ese planeta: asertividad, energía, sexualidad, competitividad, ira, agresividad.
  • Suelen ser personas muy exigentes consigo mismas (compiten con ellas mismas) pero poco con los demás.

 

 

 

¿Quieres conocer tu Carta Natal?

Como sabes, la astrología es muy vasta y compleja y contiene distintas aproximaciones o capas interpretativas.

La Carta más habitual y conocida es La Carta Natal, que utiliza el Zodíaco tropical en occidente (y el zodíaco sideral en Oriente).

La Carta natal se elabora en base a los datos natales: fecha, lugar y hora de nacimiento, y nos permite entender la vida en la Tierra de una determinada persona, desde su psique, hasta su entorno, evolución y experiencias.

La Carta dracónica, por su parte, propone una aproximación menos mundana, mucho más elevada y sutil. Por ello, también se la conoce como “ Carta del Alma”.

Su denominación guarda relación con los Nodos de la Luna “Caput draconis”(Nodo Norte), y “Cauda Draconis” (Nodo Sur), cabeza de dragón y cola de dragón, respectivamente.

Los pueblos más antiguos creían que durante los eclipses, el Sol o la Luna eran momentáneamente devorados por la cabeza de un dragón y volvían a salir por la cola del dragón.

La Carta dracónica se basa en la información de los Nodos, y por ello se calcula desde donde tengamos el Nodo Norte de nuestra Carta. Ese punto será donde colocaremos el grado 0 de Aries de la Carta dracónica.

Los aspectos inter planetarios son los mismos, pero los planetas cambian de signo, dotando a la carta dracónica de una energía totalmente distinta a la Carta natal original.

Hoy en día casi todos los software astrológicos incluyen la opción de seleccionar el formato de Carta dracónica, por lo que es sencillo acceder a ella.

Lo interesante de esta Carta es que nos habla de nuestra capa más profunda, de lo que nuestra alma ha venido a aprender y desarrollar. Por ello, a la carta dracónica se la relaciona con la astrología kármica.

Arroja luz sobre nuestras motivaciones subconscientes que pueden provenir de patrones energéticos y sutiles previos a nuestro nacimiento (la época fetal, el transgeneracional, nuestras vidas pasadas, etc).

Podríamos decir que la  Carta dracónica nos aporta información sobre el para qué estamos aquí, de qué manera nuestra alma quiere manifestarse, y de cuál es ese sello personal que nos hace únicos.

Un ejemplo sería una persona que tenga el Sol en Capricornio en la Carta natal y el Sol en Virgo en la dracónica. Entonces sabrá que su alma ha venido a desarrollar una labor de servicio y ayuda.

O alguien con ascendente en Libra pero con ascendente Escorpio de la Carta dracónica, sabrá que debajo de la apariencia amable y suave propia de su ascendente, se esconde una personalidad más compleja y profunda que ha venido a transformarse y a transformar.

Otra cuestión interesante es observar en qué signo está la Luna.

Si tenemos la Luna en Piscis y en la dracónica se halla en géminis, el vehículo que buscará el alma para encontrar la fusión y la profundidad piscianas será a través de dinámicas geminianas: la comunicación, el estudio y la palabra.

Por lo tanto, podemos decir que aunque la Carta natal ya es extremadamente completa y rica en significados, la Carta dracónica permite matizar nuestra Carta desde una perspectiva más sutil y espiritual, tendiendo puentes hacia nuestro inconsciente y a nuestras vidas pasadas.

 

 

¿Quieres conocerte a través de tu Carta Natal?