Tu Signo solar y tu Ascendente forman una pareja indisoluble: están condenados a entenderse.

Tu Signo solar es tu motor, lo que de forma consciente, te mueve y te motiva; aquello que tienes que respetar para sentir que estás siendo tú mismo/a.

El Ascendente, en cambio, es la manera que tienes de llevar a cabo la tarea de tu Sol; tu forma de ser.

El Signo solar es tu esencia, y el Ascendente, tu personalidad.

Simplificando mucho, el Sol es el “qué”, mientras que el Ascendente es el “cómo”.

Por eso están obligados a trabajar en equipo, porque no se entienden el uno sin el otro.

El Signo y Casa donde se encuentra el Sol en tu Carta Natal proporcionan mucha información acerca de tus motivaciones.

Por ejemplo, si tienes el Sol en Piscis en la Casa X (Casa de la profesión), a lo que deberías tender para sentirte bien a nivel profesional es a trabajar en tareas que tengan que ver con la empatía, la sensibilidad o la espiritualidad.

Y si tu Ascendente es Virgo, tu manera de desarrollarte como Piscis será a través de la humildad, la vocación de servicio, el sentido común y el análisis propios de Virgo.

Si tu Signo solar y tu Ascendente comparten un mismo elemento, (es decir, ambos se encuentran en Fuego, en Tierra, en Agua o en Aire), indica que tu esencia y tu personalidad coinciden, y por ello, la primera impresión que das al conocerte suele coincidir con quien eres en esencia.

En realidad, es más polivalente tener al Sol y al Ascendente en elementos diferentes. Va a proporcionar más matices, más colores en nuestra paleta, aunque a veces nos cueste conciliar dos tendencias distintas.

El Ascendente también influye en nuestro físico, en nuestra apariencia y en nuestra salud.

En este artículo voy a centrarme en comentar la relación Signo/Ascendente para los casos en los que Sol y Ascendente no comparten elemento, entendiendo que este artículo sirve únicamente de guía u orientación, pero que en ningún caso sustituye a una interpretación de todos los aspectos que se analizan en una Carta Natal.

Veamos entonces qué combinaciones se pueden dar cuando el Sol (Signo solar) y el Ascendente no comparten elemento.

Sol en Fuego Ascendente Tierra:

Necesitas conectarte a nivel profundo con lo que haces y con tus propios valores (Fuego), tiendes a la actividad y a la aventura. Tu ascendente en Tierra te proporciona una manera de hacer las cosas desde la sensatez, asumiendo riesgos razonables y medidos.

Das una imagen más tranquila de cómo eres en realidad, por lo que los demás pueden sorprenderse cuando conocen tu parte más emprendedora y aventurera.

Sol en Fuego Ascendente Aire:

En este caso la acción, la pasión y el instinto del Fuego se manifiestan a través de la necesidad de relacionarse con los demás y de recabar información para entender y explicar el entorno.

Esta es una combinación muy “Yan”, que da personas activas, nerviosas y comunicativas, siempre alerta y con dificultad para relajarse.

Sol en Fuego Ascendente Agua:

Este es un binomio que implica experimentar la vida de manera muy intensa y subjetiva.

Esto es así porque tanto el Fuego como el Agua se vinculan a nivel profundo, emocional y pasional con su entorno.

Esta combinación indica personas apasionadas e idealistas, con un alto grado de sensibilidad y con un trato emocional y cercano propio del elemento Agua.

Como lo que muestras es tu parte Agua, los demás se pueden llevar sorpresas al descubrir la energía del motor solar en Fuego que sale a relucir cuando se te conoce mejor.

Sol en Tierra Ascendente Fuego:

La esencia en elemento Tierra indica necesidad de estabilidad y de pisar sobre seguro a la hora de llevar a cabo cambios o proyectos.

La manera de procurarse esta estabilidad es a través del entusiasmo, la acción y el compromiso con los propios valores.

Sol en Tierra Ascendente Aire:

Tu Sol en Tierra tiende a caminar sobre seguro y a planificar las acciones. Tienes paciencia y sentido común.

El Ascendente Aire, en cambio, implica una forma de ser nerviosa, sociable y activa, por lo que seguramente parezcas más nervioso y cambiante de lo que eres.

A menos que tengas la Luna en elemento Agua, es posible que te cueste conectar a nivel profundo con tu emoción y con la de los demás.

Sol en Tierra Ascendente Agua:

Esta es una combinación “Yin”, propia de personas receptivas, pacíficas y tranquilas.

El Sol en Tierra tiende a asegurarse la parte material y a no separarse mucho del sentido común y de lo que puede comprobarse con nuestros cinco sentidos.

El Agua en Ascendente proporciona una personalidad cálida, sensible, emocional, y fácilmente influenciable por los acontecimientos externos.

Sol en Aire Ascendente Fuego:

Este es un binomio activo y nervioso, muy “Yan”.

Seguramente tengas un carácter sociable, emprendedor, enérgico y aventurero, poco amigo de la rutina y de las personas demasiado sensibles, tranquilas o retraídas.

Puedes tener ciertos problemas para relajarte porque la tendencia es a estar siempre activo y alerta.

Sol en Aire Ascendente Tierra

Tu signo solar en Aire te hace comunicativo y sociable, nervioso y activo. Para ti es importante estar informado de lo que pasa y tener mucho contacto con otras personas.

Tu Ascendente Tierra te otorga estabilidad, sensatez y sentido práctico.

Sol en Aire Ascendente Agua

El Sol en Aire otorga objetividad, sociabilidad, y necesidad de recabar datos e información, mientras que el Agua en Ascendente indica una manera de ser cercana, emocional y sensible (esto es especialmente cierto para Piscis y Cáncer, ya que el Ascendente Escorpio es menos expresivo y controla mejor sus emociones).

Sol en Agua Ascendente Fuego

Combinación que suele dar personas que viven la vida con mucha intensidad y que pueden tener cierta dificultad en vivir en el término medio, puesto que tanto el Agua como el Fuego son energías muy subjetivas y personales.

Por tu Ascendente en Fuego, puedes dar una apariencia más fuerte y decidida de lo que eres en realidad.

Sol en Agua Ascendente Aire

Lo que te mueve son las emociones, los sentimientos y las energías sutiles, y tu manera de ser es activa, nerviosa y sociable.

Los Ascendente en Aire siempre están conectados con su entorno y con lo que está sucediendo porque no les gusta sentirse aislados.

Sol en Agua Ascendente Tierra

Esta combinación relaciona dos tipos de energía femenina (Yin). Suele dar personas tranquilas y pacíficas, poco amantes del estrés y de los imprevistos.

El Sol en Agua implica un motor sensible y emocional, mientras que el Ascendente en Tierra inclina a tener sentido práctico, responsabilidad y previsión en la manera de hacer.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad.

No dudes en contactarme si quieres conocer tu Carta Natal en profundidad.

¿Quieres conocerte a través de tu Carta Natal?