Si durante el 2020 la conjunción tristemente protagonista ha sido la de Saturno, Júpiter y Plutón en Capricornio, la conjunción más relevante y significativa del 2021 va a ser sin duda la de Júpiter y Saturno en el signo de Acuario.

Júpiter y Saturno son planetas medios (ni lentos ni rápidos), que conjuntan cada 20 años, y este año lo van a hacer el 21 de Diciembre en el signo de Acuario.

Hacía 200 años que no conjuntaban en un signo de Aire y por lo tanto esta conjunción representa un cambio energético importante.

Cada vez que Saturno y Júpiter conjuntan, producen importantes transformaciones sociales relacionadas con el signo en el que se da la conjunción.

La última vez que conjuntaron fue en 2000, en el signo de Tauro. Ello provocó el auge del movimiento ecologista y vegetariano (Tauro representa la madre Tierra), y también el aumento de las transacciones financieras por internet (Tauro también está asociado con la Casa 2 y por lo tanto con la economía), y la entrada del Euro un año después.

¿Qué implicaciones cabe esperar de esta la conjunción Júpiter Saturno en el signo de Acuario?

 

  1. Empieza formalmente la Era de Acuario:

Las Eras astrológicas duran 2160 años, y es por lo tanto complicado establecer una fecha exacta de inicio de las Eras.

Sin embargo, todo parece indicar que en el 2021 comienza un cambio importante orientado a la energía acuariana, y que irá poco a poco desarrollándose hasta verse con claridad cuando Plutón entre en el signo de Acuario, al inicio del 2024.

En el 2020, hemos tenido mucha energía en Capricornio y muchos planetas retrogradando.

En el 2021, en cambio, encontramos más energía en signos de Aire y menos meses de retrogradación de los planetas, es decir, pasamos de una energía densa, inmóvil y materialista, a una energía volátil y orientada al movimiento y al intercambio.

 

  1. Más poder a las redes sociales, a la comunicación, a los grupos y a las asociaciones:

Acuario es Casa XI, y tiene mucho que ver con los grupos y asociaciones, con unirse con otros para defender una finalidad común.

Cabe esperar, por lo tanto, en los años que siguen, mucho más peso de las redes sociales como creadoras de nuevas formas de pensar.

Al fin de al cabo, el Aire significa comunicación e intercambio de ideas.

 

  1. Creación de sistemas alternativos y creativos, distintos a los oficiales y convencionales:

Acuario también tiene mucho que ver son el movimiento hippy y con la creatividad. De hecho, Acuario representa el arcano del Loco en Tarot, es decir, el independiente, el rebelde, el que es capaz de crear su propio camino.

Es muy probable, por lo tanto, que haya un auge de esta tendencia, de creación de comunidades autosuficientes y sostenibles, eco aldeas o cooperativas, como formas alternativas a los sistemas oficiales de convivencia.

 

  1. Urgencia de cuidar el medio ambiente:

Otra de las consecuencias de la entrada a la Era de Acuario debería ser la toma de conciencia, de una vez por todas, de la importancia de cuidar y proteger nuestro planeta si no queremos tener que irnos a vivir a la Luna, y de no inventarnos excusas para no cumplir con nuestras obligaciones en este sentido, tanto a nivel de gobiernos como a nivel particular.

 

  1. Rechazo a la jerarquía de las estructuras de poder:

Acuario es una energía que solamente entiende el tú a tú, poco amiga del sistema jerárquico  propio de la energía capricorniana:  jefe/empleado, político/ciudadano, mando/súbdito.

Lo lógico sería que fuésemos evolucionando hacia maneras menos rígidas y jerarquizadas de funcionamiento de la sociedad, también en la familia, y en la educación, por simple hartazgo de la mayoría de la población, que va a considerar el sistema anterior caduco y disfuncional.

 

  1. Más respeto e interés por la relación materia/energía, por la espiritualidad:

Acuario también representa la clara conciencia de ser seres energéticos.

Hace 20 años, la sociedad estaba muy cerrada a considerar las energías y la espiritualidad, y parecía (lo sigue pareciendo todavía), que si eras una persona racional o formada no podías ser espiritual, como si tuviese que ver una cosa con la otra.

Con la conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario, cada vez más personas van a rendirse a la evidencia de que en realidad todo es energía y que ser espiritual no es más que darse cuenta de la unión existente entre todas esas energías.

La manera de vivir la espiritualidad y de entender la vida va a ir cambiando, y cada vez más personas integrarán en su cotidiano prácticas como la meditación, el yoga, la astrología, la medicina china, o los registros akáshicos.

 

  1. Menos consumismo y más aprendizaje:

Otra hermosa consecuencia de adentrarnos en la Era Acuario será la de dejar atrás la obsesión por acumular cosas materiales que ha caracterizado estos últimos 20 años.

Al Aire no le interesa acumular, sino entender.

Nos vamos a dar cuenta de que es absurdo e insostenible acumular tanta ropa, trastos, coches, etc.

La tendencia será más la de alquilar bienes en lugar de adquirirlos.

También, el volcarse hacia el estudio, la comprensión y el intercambio enriquecedor entre todos nosotros, es decir, acumular conocimientos en lugar de cosas.

Son pues cambios positivos los que nos trae la Era Acuario.

Lo que no hay que perder de vista es que estos cambios no serán ni mucho menos inmediatos.

Se irán implementando poco a poco y con la entrada de Plutón en Acuario en 2024 deberíamos de empezar a ver resultados de forma más clara.

¿Te gustaría conocer en profundidad tu Carta Natal?