Hablaremos en este artículo de la importancia de estos dos elementos en la Carta Natal.

Ambos son puntos en el cielo, es decir, no se corresponden con ningún cuerpo físico.

En la Casa de tu Carta donde se encuentre Lilith será un ámbito de dificultad, un aspecto a trabajar.

En cambio, allá donde esté el Parte de la Fortuna indicará interés, facilidad y felicidad.

Es por ello interesante incorporar estos dos elementos a la interpretación de la Carta.

Existen muchos elementos interpretables más en un tema natal a parte de los planetas o planetoides: el Parte del Infortunio, las estrellas fijas y Los Nodos, son los más habituales y conocidos.

En la práctica resulta complicado aplicarlos todos, lo que lleva a que cada astrólogo incorpora a la interpretación los que considera más relevantes en función de su experiencia personal y de su manera de trabajar.

En este caso, vamos a centrarnos en Lilith y Parte de la Fortuna, pues aportan mucha información sobre obstáculos y facilidades en nuestro tema natal.

Lilith:

Lilith (o Luna Negra) está relacionada con la órbita lunar. Es el punto donde la Luna, en su recorrido, se sitúa en el punto más alejado de la Tierra (a unos 400.000 km de distancia).

Es un punto ciego, y por ello se relaciona con dificultades y bloqueos.

Parte de la Fortuna:

El Parte de la Fortuna (o Rueda de la Fortuna) es el parte arábico más conocido y utilizado.

Se encuentra en el lugar donde estaría la Luna si el Sol hubiese estado exactamente sobre el Ascendente en el momento del nacimiento.

Es el punto donde el Sol, la Luna y el Ascendente (bases de nuestra personalidad), se pueden expresar de la forma más armoniosa posible.

A continuación encontrarás una lista con conceptos clave para ayudarte a interpretar estos dos elementos en tu Carta Natal según su ubicación por Casa.

CASA 1:

Lilith: bloqueo de una parte de la personalidad. Complejos físicos. Dificultad para ser uno mismo.

PF: logro el éxito cuando soy yo mismo y me comporto de forma auténtica y autosuficiente.

CASA 2:

Lilith: problemas relacionados con la gestión del dinero y/o con la posesividad.

PF: facilidad en el manejo de los recursos propios. Interés y aptitudes para las finanzas.

CASA 3:

Lilith: dificultades relativas a los estudios y la comunicación. Posibles problemas con hermanos.

PF: la felicidad viene al relacionarme con mi entorno y al sentirme escuchado. Facilidad para aprender y para comunicar.

CASA 4:

Lilith: pruebas relativas a los padres: pérdidas, tristeza, ausencia, falta de cariño, etc.

PF: soy feliz cuando nutro y protejo (puede ser a una persona, a un animal, a una planta, etc).

CASA 5:

Lilith: decepciones sentimentales o rechazo de las relaciones amorosas, dificultad en gestionar la parte creativa, problemas relacionados con los hijos (abortos, problemas en los partos, frustración por no poder tener hijos, etc).

PF: la felicidad aparece cuando soy creativo. Facilidad para hacer realidad mis sueños y anhelos.

CASA 6:

Lilith: salud delicada y conflictos en el área laboral: problemas para aceptar límites y obligaciones y en la relación con mis compañeros de trabajo.

PF: brinda felicidad a través de la actividad laboral. Tendencia a escoger trabajos de ayuda o de servicio. Soy feliz cuando me considero eficiente.

CASA 7:

Lilith: los problemas giran en torno a las relaciones: choques con los demás, divorcios, dificultad para entablar relaciones íntimas basadas en la armonía y en la cooperación.

PF: felicidad a través de las uniones, los pactos y las relaciones. Tendencia a buscar la felicidad haciendo feliz a otro.

CASA 8:

Lilith: problemas derivados del contacto con el mundo esotérico, de la manera en la que concibo la sexualidad, o relacionados con la gestión de herencias.

PF: facilidad para gestionar dinero o emociones ajenas y, en general, para obtener provecho de lo que lo que recibo de los demás (a nivel afectivo o material).

CASA 9:

Lilith: se relaciona con problemas en los viajes, con el extranjero, o con la justicia.

PF: la felicidad viene de ampliar conocimientos y puntos de vista, de elevarme por encima de lo mundano y encontrar una explicación más filosófica o espiritual. Gusto y facilidad por los estudios o los viajes como forma de aprendizaje.

CASA 10:

Lilith: las dificultades surgen en el ámbito laboral. Rechazo de responsabilidades o no saber hacia dónde enfocarme a nivel profesional.

PF: la felicidad se logra al elaborar mis propios objetivos y al llevarlos a cabo.

CASA 11:

Lilith: dificultades para hacer amigos o integrarse en un grupo. Rupturas frecuentes con amigos.

PF: indica suerte a través de los amigos. Atrae a personas inteligentes y valiosas que piensan de manera similar y que me ayudan en la consecución de mis planes y objetivos.

CASA 12:

Lilith: aporta pruebas vitales difíciles de encajar o de comprender. Puede indicar problemas psíquicos o con drogas.

PF: aporta felicidad cuando la persona se conecta con su yo interno y dirige su ego hacia algo más elevado e espiritual. Suele estar relacionado con llevar a cabo labores de ayuda y de servicio.

 

¿Estas interesado en saber qué dice tu Carta de ti?