tu signo solar

Cuanta gente conoces que diga: “pues oye, yo soy Aries y no me identifico para nada con las cosas que leo de este signo”.
Por favor, desconfía de lo que oigas o leas por ahí sobre tu signo solar, y, sobre todo, no creas que los horóscopos de las revistas son información astrológica válida, porque no lo son.

Primera reflexión:

Todas las personas nacidas entre el 21 de marzo y el 21 de abril son Aries y no pueden ser iguales.

Es de cajón.

Segunda reflexión:

La astrología psicológica estudia la influencia en el individuo de los 8 planetas del sistema solar, más el Sol, (que es una estrella), y la Luna, (que es el satélite de la Tierra).

Por lo tanto, el Sol representa como mucho el 20% de nuestra personalidad: el 10% que le tocaría por proporción de planetas, más un 10% extra por la importancia que tiene en nuestra manera de ser en relación a otros planetas que no impactan tan fuertemente en nuestro carácter.

Está claro entonces que hay que analizar más factores de la carta natal más allá que el signo solar para poder empezar a ver cómo es una persona.

Tercera reflexión:

Existen 5 planetas llamados personales, que se llaman así porque marcan especialmente nuestra personalidad (Sol, Luna, Mercurio, Venus y Marte).

Si resulta que eres Aries (sol en Aries), pero tienes el resto de planetas personales en el signo de Piscis, está claro que serás más Piscis (sensible, indeciso, introspectivo), que Aries (decidido, impositivo y emprendedor), pese a que siempre se va a notar un punto de energía y resolutividad por tener el sol en Aries.

Es decir que, como en todo, en astrología tampoco sirven las generalizaciones del estilo: “Los Aries se comen el mundo” o “Los Piscis son hipersensibles y viven en su mundo de fantasía”.

La astrología psicológica estudia la PROPORCIÓN de distintas tendencias y energías presentes en la carta de un individuo.

Lo que hay que tener claro es que la carta natal de una persona es como una puzzle: solamente tiene sentido en su conjunto, y no interpretando la información de forma aislada.

El trabajo del astrólogo consiste precisamente en realizar una síntesis acertada y comprensible de esa información.

Y por supuesto, también hay que tener claro que tú eres mucho más que la suma de tus partes, y por ello los astrólogos tenemos que ser humildes ante cualquier aproximación a lo que es.

Así que, cuando oigas o leas frases del estilo: “Querido Aries, esta semana te va a pasar esto y aquello…..” ¡Mejor tápate los ojos o los oídos, o los dos a la vez!

 

¿Te gustaría conocer en detalle tu carta natal?